Contenido principal
          1   2   3   4   5   6   7   8   9          Siguiente

El Cuerpo > Huesos


GENERALIDADES DE LOS HUESOS


El esqueleto es un armazón que constituye el soporte rígido del cuerpo. Es un armazón móvil, cuyas piezas (los huesos) sirven de palanca para la tracción de los músculos.

Hay tres formas principales de huesos:

esqueleto
vario

huesos largos como el cúbito y el radio), cuya longitud es la dimensión que domina,

huesos cortos (como el astrágalo),

huesos planos como el omóplato.

La dureza de los huesos es debida a sus componentes minerales (alrededor de dos tercios). Así mismo, posee cierta elasticidad gracias a sus componentes orgánicos (un tercio).

Estas dos cualidades son indispensables para la solidez de los huesos (si el hueso fuese demasiado rígido sería quebradizo y si fuese demasiado flexible sería deformable).

Estas proporciones varían con la edad:

  • en el niño, la proporción de materia orgánica es importante; el hueso es más flexible,
  • en el "anciano", domina la proporción de materia mineral y el hueso se vuelve más quebradiza

Los huesos están sometidos a continuas solicitaciones:

vacio

- Solicitaciones por presión.
Al sostener el peso del cuerpo particularmente los huesos de las extremidades inferiores), ya que sirven de brazo de palanca para las tracciones musculares:
un músculo tracciona un hueso en un sentido, mientras que una resistencia lo hace en sentido opuesto; de ahí la tendencia a la flexión.

- solicitaciones por tracción
(por ejemplo al llevar objetos pesados).

- solicitaciones por flexión


El hueso


el hueso

Cuando se observa la arquitectura de un hueso largo, se ve claramente que está concebido para resistir estas exigencias:

Un hueso consta de tres partes:

Una parte central: la diáfisis

2 extremidades las epífisis

La epífisis vista en sección muestra una estructura ósea alveolada: el hueso esponjoso.

Las fibras están dispuestas en trabéculas, siguiendo las líneas de transmisión de fuerza.

El tubo hueco está lleno de médula amarilla grasa (roja si se trata de un niño).





El hueco está recubierto de una membrana que le hace de "piel": el periostio.

A nivel de las superficies articulares, el hueso está recubierto de un cartílago articular.

La diáfisis es un tubo hueco (más resistente que un tubo macizo) hecho de hueso compacto.

El hueso compacto predomina en la parte central de la diáfisis, en donde las solicitaciones por flexión son más fuertes.

(También predomina en las concavidades de las partes curvas).


          1   2   3   4   5   6   7   8   9          Siguiente